loading...

miércoles, 22 de diciembre de 2010

ECLIPSE LUNAR 21-XII-2010








ROBERTO S. CONTRERAS ESPARZA

domingo, 19 de diciembre de 2010

LEMURIA, LA SÚPER CIVILIZACIÓN DE LA ANTIGÜEDAD

¿LA EVIDENCIA DE ESA ESTIRPE EN MEXICO?

Por: Roberto S. Contreras Esparza

Cuando uno tiene la oportunidad de visitar algunas de las impresionantes obras arquitectónicas del pasado arqueológico de México y mira las asombrosas construcciones, la perfección y los imponentes monumentos que realizaron nuestros antepasados, casi siempre se pregunta… ¿Cómo lo hicieron?, ¿con qué herramientas contaban?, ¿qué conocimiento tenían?, ¿qué función tenían? Muchas preguntas más que surcan nuestra mente al maravillarnos ante tales evidencias. El conocimiento y sabiduría que nos legaron la gran cantidad de pueblos antiguos, en gran parte fueron concebidos por medio de la evolución natural, por un conocimiento que poco a poco creció con los años y la experiencia. Para la ciencia oficial es un hecho, una verdad comprobable, que sus procedimientos ortodoxos, científicos y años de estudio -así se afirma- sólo fueron producto de la evolución. ¿Pero será esa la verdad?
CONOCIMIENTOS SUPERIORES EN EL PASADO
Entre los interesados e investigadores y sobre todo por los estudiosos de la astroarqueología, se han manejado diversas teorías para explicar de algún modo todo ese conocimiento de nuestros antepasados, aportando como prueba tradicionesreligiosas y orales, grabados, figurillas o antiquísimos relatos de libros sagrados que hacen alusión a posibles visitantes del espacio. Ellos habrían convivido con nuestros antepasados, dejando parte de sus conocimientos y avances en algunos pueblos del antiguo mundo. Fueron esos dioses quienes habitaron en enigmáticas civilizaciones de territorios míticos, posible cuna de estirpes de habitantes superiores de conocimiento avanzado en lugares como Agharta, Hiperbórea, la fabulosa Atlántida. Sitios que entre la historia y la leyenda han hecho suponer a muchos investigadores sobre el origen de una raza madre, un lugar en donde se tenía el dominio sobre las fuerzas de la naturaleza, con un impresionante adelanto tecnológico que diseminaron por todo el planeta y que ha llegado hasta nosotros de forma velada. Y es sobre una de estas increíbles razas, de una extraña civilización y su probable establecimiento en México de la que hablaremos en este artículo, la enigmática Lemuria. Sobre la fabulosa civilización de Mu o Lemuria se ha escrito mucho, se ha especulado más y es muy probable que a través de los años esta civilización se confunde entre la realidad y la ficción. Veamos cómo da inicio esta historia.
LA HISTORIA DE LEMURIA, NA O NAACAL
A principios del siglo XX, un coronel inglés de nombre James Churchward, al estudiar antiquísimas civilizaciones en India, por casualidad encontró una referencia sobre una vieja cultura de nombre Naacals, cuyos integrantes llegaron a India desde un misterioso continente ubicado en medio del Pacifico. Con creciente interés sobre lo que había descubierto, el coronel poco a poco ganó la confianza de un sabio sacerdote hindú, de los pocos que aun existían y que conocía la historia de esa hasta ahora desconocida raza, los Naacals. El sacerdote le entregó a Churchward unas arcaicas tablillas de barro que se creía habían sido hechas en Birmania y llevadas después a India, donde fueron custodiadas celosamente en templos religiosos. Las tablillas contenían fragmentos de la historia de una súper isla de nombre Lemuria, y contaban sobre su esplendor y su destrucción por fuerzas telúricas que ocasionaron el hundimiento de esa civilización en medio de una indescriptible tormenta, perdiéndose en el mar en una sola noche, debido a un increíble y extraordinario desastre natural. El interés del coronel James Churchward por saber más sobre esta misteriosa cultura le motivó a una búsqueda que lo llevaría por varias regiones del mundo, donde consiguió más información en escritos de culturas muy distantes entre sí. Encontró referencia sobre Lemuria en escritos como el Ramayana, el Chilan Balam, el Libro Egipcio de los Muertos, el Popol Vuh, la Biblia, el Códice Chimalpopoca, el Códice Troyano y otros escritos, en los que según el coronel Churchward se afirmaban y describían los acontecimientos de una gran catástrofe que ese investigador identificó como el fenómeno que hundió a Lemuria. Además entendía que las civilizaciones maya, egipcia, hindú, griega y judía y otras más guardaban en su historia testimonios y pruebas de gran trascendencia que aportó en sus investigaciones con el fin de probar la existencia de esta súper cultura e incluso llegó a afirmar que Lemuria era el lugar donde se hallaba el mítico “Jardín del Edén”, y que ese relato bíblico procedía de ese continente perdido. Más o menos esto fue lo que descubrió y dejó James Churchward para la posteridad, para los investigadores interesados en estos temas, el de las súper civilizaciones del pasado.
LOS LEMURIANOS, LA TERCERA RAZA MADRE
Al buscar más información sobre Lemuria, el equipo de Tercer Milenio encontró sobre este continente, en la página 416 del Glosario Teosofísico de la polémica investigadora de lo oculto, Helena P. Blavastky, que hay una clara descripción: “Lemuria, término moderno empleado por algunos naturalistas y que actualmente usan los teósofos para designar un vastísimo continente que según la Doctrina Secreta del Oriente, precedió a la Atlántida. Su nombre Oriental no revela gran cosa a los oídos europeos”. (La Lemuria constituía un antiquísimo y gigantísimo continente anterior a África y a la Atlántida. Fue destruida por los efectos de terremotos y de los fuegos subterráneos y sumergida en el fondo del océano desde hace algunos millones de años, dejando como recuerdo de ello varios picos de sus más altas montañas, que ahora son otras tantas islas, entre las cuales figuran la llamada isla de Pascua, famosa por sus estatuas gigantescas. Este continente comprendía el sur de África, Madagascar, Ceilán, Sumatra, Océano Índico, Australia y Nueva Zelanda, extendiéndose hasta gran parte del Océano Pacífico. Fue cuna y residencia de la tercera Raza-madre, o sea la primitiva humanidad física y sexual que en aquellos remotos tiempos tenían estatura gigantesca. Una vez desaparecida la Lemuria, surgió la gran Atlántida.)
LA LEMURIA Y SU EVIDENCIA EN MÉXICO
Según varios investigadores, una colonia de sobrevivientes de este magno continente se estableció en pleno centro de la planicie central de México. Nosotros, al tratar de averiguar un poco más sobre esta posibilidad, rastreamos los datos de James Churchward y de un minerólogo y arqueólogo de nombre William Niven, quien habló en sus libros -que fueron varios tomos- de este súper continente. Averiguamos la supuesta ubicación de esa colonia y algo sobre lo que sucedió después. Según Churchward, quien se basó en los descubrimiento arqueológicos del investigador William Niven, el asentamiento de Lemuria en México abarcó una superficie de 200 millas, desde Texcoco hasta Haluepantla, (Tlanepantla). En su libro El Continente Perdido de MU, en la página 226, referente a unas excavaciones específicas, se lee textualmente: “Las ruinas en las que encontré la imagen china se hallaban en los restos de la tercera o más baja civilización, a 30 pies de la superficie, en el pozo que yo (Niven), había excavado en San Miguel Amantla, cerca de Haluepantla, a 19 millas del Palacio Nacional, de la Ciudad de México”.
LA UBICACIÓN DE ESA INTELIGENTE SÚPER RAZA
Como se aprecia, Niven menciona el lugar de donde se extrajeron las figurillas y tablillas de barro de los Naacals. En la actualidad en esa zona (lugar que Churchward y Niven localizaron los vestigios de Lemuria), se encuentra una colonia que lleva el mismo nombre, San Miguel Amantla, y que se ubica a un costado de la ya desaparecida refinería 18 de Marzo, en la delegación Azcapotzalco. En las descripciones que hace el coronel en sus escritos, se encuentra más evidencia que prueba (si esto es cierto) la verdadera localización de los sobrevivientes del gran continente lemuriano. En otro párrafo más adelante de su libro El Continente Perdido de MU, el coronel Churchward hace más menciones al describir uno más de sus hallazgos, una tablilla de barro: “Tablilla número 1, fue encontrada esta tablilla en San Miguel Amantla, que esta muy cerca de Santiago Ahuizoctla (Ahuizotla), donde fue hallado el altar con su pintura descrita anteriormente”. Las colonias San Miguel Amantla de Tlapizac y Santiago Ahuizotla son lugares colindantes e incluso parte de la colonia Santiago Ahuizotla pertenece al Estado de México, en Naucalpan. Entonces por medio de estos datos podríamos pensar que muy cerca del Distrito Federal se estableció una colonia de los lemurianos, los Naacals. Sobre la zona que nos ocupa, las colonias Santiago Ahuizotla y San Miguel Amantla, averiguamos que en tiempos prehispánicos este lugar fue asentamiento de un pueblo mexicano, los matlanzincas, grandes orfebres y muy ágiles artesanos tributarios de Tenochtitlán. Los historiadores cuentan que los mismos emperadores de México-Tenochtitlán mandaban a ese lugar a hacerse sus vestimentas, ornamentos y joyas. Fue un lugar de grandes artífices.
JAMES CHURCHWARD Y WILLIAM NIVEN
En la actualidad, Santiago Ahuizotla y San Miguel Amantla son dos colonias como muchas otras del Distrito Federal. Cuando la zona fue visitada para esta investigación, se supo que hace varios años en San Miguel aún se podían ver vestigios de monumentos prehispánicos que debido al desconocimiento e ignorancia de las personas hace tiempo que se perdieron por desgracia. Sólo quedaron los recuerdos de las personas mayores, además de una buena cantidad de fragmentos, figurillas y otros objetos de cerámica, que los pobladores de esa zona al levantar sus casas y en otro tipo de excavaciones- han logrado rescatar y que ahora guardan celosamente como un tesoro personal y en secreto. Los habitantes de la zona se han unido para defender parte de ese terreno, pues donde antiguamente había unos campos de fútbol, han dado parte a las autoridades para que lo declaren como zona arqueológica y así evitar la invasión de gente de otras colonias y la construcción de unidades habitacionales. El problema lleva varios años y ni el Instituto Nacional de Antropología e Historia ni otras dependencias encargadas, lamentablemente, han hecho algo relevante al respecto. Pero volviendo con Lemuria es muy posible que entre esos hallazgos quede uno que otro objeto, mucho más antiguo que los elaborados por el pueblo de los matlanzincas y tal vez -como aseguraba James Churchward- que William Niven había descubierto esa mítica cuidad a mas de 30 pies de profundidad, lo que hace por ahora imposible saber más debido a la profundidad sobre ella. Para fortuna de los interesados en esta civilización, tal vez algún día, en un futuro próximo y con una tecnología más avanzada se hagan nuevos estudios, nuevas excavaciones y a lo mejor se logre desenterrar y descubrir más de esa gran civilización. El fin es que esto pueda ser la prueba fundamental de la estancia y ocupación de una colonia sobreviviente de los lemurianos en nuestro territorio. Pero, ¿quién sabe?, tal vez nunca lo sabremos. Por ahora seguiremos tratando, buscando y continuaremos hipotetizando sobre este mítico y enigmático continente hasta que no suceda algún descubrimiento interesante que nos diga lo contrario sobre Lemuria. ¿No cree usted?
ENRIQUE MERCADO ORUE, CONTACTADO
En varias de las pláticas sostenidas con el contactado mexicano Enrique Mercado, éste aseguraba haber estado en conexión con cierto grupo de visitantes del espacio y que esto lo llevara a escribir un interesante libro llamado “28 Horas a bordo de un OVNI“, en el que narraba algo de lo mucho que había vivido en sus múltiples encuentros con cierto grupo de extraterrestres. Mercado relató lo que ellos le habían contado sobre varias sucesos en relación a la raza de Lemuria. La Tierra habría sido visitada por cuatro razas predominantes que de alguna forma se dividieron el planeta; dos de esas razas eran los Zarios (Atlantes) y los de Mu o Lemurianos que por ciertos intereses internos tuvieron una confrontación entre ellos, dando por resultado la desaparición de sus respectivas súper civilizaciones. Según Mercado, por estirpe, nosotros, los latinos, descendemos de los Lemurianos, y el tipo caucásico-ario europeo es de los descendientes de los Atlantes. También hace mención este contactado, que otra de las cuatro razas visitantes, era de sólo mujeres (las Amazonas). Y si se busca bien en la historia y construcciones antiguas, se podrá encontrar con la evidencia de estas súper civilizaciones y su influencia que hay hasta nuestros días.

viernes, 26 de noviembre de 2010

EN MEMORIA...

ENRIQUE MERCADO ORUÉ, CONTACTADO

Por: Roberto S. Contreras Esparza

Hace ya varios años, falleció un personaje que tal vez los nuevos interesados por los no identificados no conocieron, nos referimos a un contactado mexicano, un personaje que aseguraba que había convivido y conocido a varios integrantes de otra civilización, seres venidos de otro mundo. De esta forma, ellos, los visitantes, le platicaron algunas cosas que el plasmo en un libro y preparaba una secuela del mismo (y que por fortuna me mostró ampliamente), en donde dejo datos, características y convivencia sobre su contacto con esos seres venidos de algún rincón de las estrellas. Su nombre Enrique Mercado y ha varios años de su fallecimiento, volvemos a recordarlo en este articulo para los nuevos interesados y que publicamos como un homenaje sobre el fallecimiento de este extraordinario personaje... He aquí algo sobre este impactante caso.

VÍCTOR ENRIQUE MERCADO ORUÉ

El día martes 9 de diciembre (del 2003) en el D. F., a las once de la noche aproximadamente y a pocos días de cumplir 75 años, falleció el señor Víctor Enrique Mercado Orué. Una persona que siempre estuvo involucrado en lo al fenómeno OVNI se refiere, debido a la forma en que entro a este enigmático tema. Pero, ¿quién era este señor? Tal vez su nombre no nos diga gran cosa, pero dentro de la materia de los no identificados en México, las personas interesadas con un conocimiento mas o menos aceptable y sobre todo los que conocen el tema, bien sabían que el señor Mercado Orué poseía un sitio, un lugar especial ya que era un “contactado”. Si, una de esas personas que por azares del destino y la casualidad (como el creía), había entrado en contacto con seres de otra civilización, con visitantes extraterrestres que incluso lo invitaron a visitar y conocer una de sus naves.

ESTUVE 28 HORAS A BORDO DE UN OVNI

Enrique Mercado, nació el 17 de diciembre en Zacualtipán Hidalgo, allá por el año de 1928. Contador Público de profesión y jubilado después, entro al mundo del los OVNIs cuando en el año de 1965 del mes de septiembre, cierta tarde encontró a uno de estos “visitantes” analizando su automóvil. Pero esto solo era el inicio ya que en sucesivo, fue contactado en 9 ocasiones por seres extraterrestres, procedentes de una civilización llamada MU. Esto ocurrió en un lapso de tiempo que va de 1965 a 1978. En dos de esas ocasiones fue invitado a subir físicamente a las naves exploradoras y también logro visitar un aparato mayor, la nave madre. En esa ocasión estuvo físicamente 28 horas a bordo de dicha “nave” y debido a esto pudo conocer algunos aspectos interesantes referentes de esta foránea civilización. Esto lo motiva (tiempo después) a escribir su increíble experiencia en un libro, el cual se titulo “28 Horas a Bordo de un OVNI”. Hoy en día este libro se ha traducido y publicado en Alemania. Por lo importante de su vivencia, el señor Enrique Mercado fue invitado a participar en dos Congresos Internacionales, el primero en Alemania en el año de 1979 y el segundo en México, D. F. en el año de 1995 además de otros interesantes eventos, también participo en diversos programas de radio y escribió reseñas de su contacto en múltiples publicaciones periodísticas.

ALGO SOBRE ESTE SEÑOR

Personalmente les diré, que por medio del trabajo que realizamos como reportero e investigando y como un gran interesado por los no identificados, he logrado conocer a los mas representativos contactados de nuestro país y uno que otro del extranjero, Con los mas interesantes (varios de ellos) he platicado mas o menos profundamente, otros mas ni siquiera han valido la pena. Pero de entre todos estos, el que más me intrigaba, era el caso de Enrique Mercado, y esto lo pueden atestiguar los amigos investigadores que me conoce, pues de alguna forma lo platicaba con ellos.

El señor Mercado, a diferencia de la mayoría de los “contactados”, no contaba con súper poderes, no tenía ningún mensaje para la humanidad, no organizaba picnic extraterrestres en despoblado, no tenia escuelas de enseñanza cósmica, no curaba, no se tuteaba con los “hermanos mayores”, no tenia a estos seres a su disposición (las nanas cósmicas) y sobre todo no explotaba su contacto, ya que no cobraba dinero (ni en pesos, ni en dólares) como muchos que andan por ahí.

Su historia era el clásico encuentro de una civilización más avanzada con otra menos evolucionada, seres muy similares a nosotros. Su experiencia tenia un orden, cierta lógica y no daba saltos conceptuales de un tema a otro, y si había alguna pregunta que el no sabia, lo decía sin buscar explicaciones estrambóticas o justificaciones falsas y raras.

Era asiduo participante de las reuniones del CIFEEEAC (Centro Investigador de Fenómenos Extraterrestres Espaciales y Extraordinarios Asociación Civil), ahí platicábamos de los tópicos del fenómeno del momento y convivíamos más que de compañeros, como amigos

UN CASO MUY INTERESANTE

Por fortuna, conocí al señor mercado al inicio de los noventa y aunque ya había leído años antes sobre su caso, conversar directamente con el, causo gran impacto en mi. De alguna forma sus platicas me hicieron entender (a mi manera), ese raro comportamiento de este llamado síndrome del contactismo. Al reflexionar sobre su experiencia y convivencia con miembros de esa otra civilización, hacía nacer en mí una gran cantidad de interrogantes, interrogantes que constantemente eran respondidas por Don Enrique. Siempre me mostró gran disponibilidad (y no solo a mí). Tenía mucha paciencia y era muy comprensivo cuando una y otra vez se acercaba la gente a preguntarle lo mismo.

Pudimos estar un par dos veces ofreciendo conferencias juntos, la ultima de ellas en Aguascalientes y en el trayecto del viaje aprovechaba para preguntar todo lo que se podía preguntar, cuando se esta frente a una persona que aseguraba haber vivido tal experiencia. Recuerdo, entre las cosas que me contó, me decía, que los visitantes al despedirse de el, lo hacían diciéndole... “Piensa bien, nos volveremos a ver”, y volvían a contactarlo. Al final de su contacto, esas fueron las últimas palabras de estos seres, pero ahora solo Don Mercado, este donde este, sabrá si volvió a tener noticias de ellos.

Para finalizar, me gustaría agregar, que sigo pensando que el caso de Enrique Mercado Orué, es un caso muy atrayente, no podría asegurar lo que el afirmaba, pero había elementos muy atractivos, dignos de consideración, que ofrecían (y ofrecen) un buen campo de estudio, con elementos considerables e incluso hechos que el toco en su interesante libro y que ahora han resultado verdaderos. Un atrayente caso para todos aquellos que quieran adentrarse a ese enigmático fenómeno que es el contactismo.

BUEN VIAJE...

El día miércoles 10, en compañía del investigador Carlos Guzmán Rojas y demás miembros de la familia Mercado, pudimos despedirnos de este gran personaje que ya es parte de la historia y de la casuística mexicana, que estará presente como un parámetro en la mente de todo interesado cuando se hable del contactismo, cuando uno se adentre a este desconcertante fenómeno que nos representan los OVNIs. Señor Enrique Mercado, donde quiera que este... Buen viaje.

viernes, 12 de noviembre de 2010

EL CENTRO HISTÓRICO, EXPERIENCIAS DEL MAS ALLÁ

RELATOS Y EVIDENCIAS DEL MÉXICO MÁGICO

Por: Roberto S. Contreras Esparza

Al recorrer las viejas y reconstruidas calles del Centro Histórico, uno percibe y siente que en sus palacios, en sus antiguas casonas, edificios y en esas enormes populosas vecindades de varios patios, aun guardan registros de energía, de esencia y emociones acumuladas por el devenir del tiempo, de sus habitantes, que se convierten como un destello de impactantes remembranzas registro de su grandeza de lo que fueron. Aun en estos días podemos apreciar en cada calle reflejada la evolución y la tradición de nuestra ciudad, una historia que tristemente nos es cada vez mas ajena a quienes la habitamos ya sea por el desconocimiento o simplemente por desinterés. Pero, caminar por estas calles y sus construcciones es sumergirse en historia, misterios, curiosidades y anécdotas que por algo le dieron el titulo de la “Ciudad de los Palacios”.

SUCESOS INCREIBLES EN EL CENTRO HISTORICO

Lamentablemente advertimos con gran desconsuelo el descuido y el abandono al que se han sometido algunas de esas grandes obras de la arquitectura y la escultura, como son los nichos, escudos, figuras y otras rarezas que adornaron las fachadas de las casas en que vivieron los personajes que de cierto modo le dieron vida a esta gran metrópoli. Sucesos e historias impactantes que han quedado como un mito y que hasta nuestros tiempos repercuten de una forma muy atrayente, y si aunamos algunos de los relatos desconocidos que aun en la actualidad se desenvuelven en esta particular zona, obtendremos resultados sumamente significativos...

Por tal motivo en este libro pretendemos mostrarle nuevas investigaciones asesorándonos con datos fidedignos y mostrando atractivos reportajes que esperamos sirvan al lector interesado y amante por este tipo de sucesos como una guía para conocer y saber un poco más sobre este extraordinario lugar y para que de alguna forma participe y se adentre al conocer los sucesos enigmáticos que ahí acontecieron que por raras circunstancias se presentan en la actualidad de fantásticas e inesperadas formas y cuando esto sucede, trastoca el sentido común del protagonista, del testigo, quedado la evidencia como una mas de las múltiples manifestaciones que se dan con cierta frecuencia en estas especial e interesantísima zona. Pero al final de cuentas son parte de nuestra propia historia, como ciudad y como individuos.

SU CONEXIÓN CON ESAS ENTIDADES

Es por eso que en esta obra, nos dimos a la tarea de hacer investigación sobre algo de lo mucho que ahí sucede, tanto en el México colonial como en tiempos modernos, presentándole pruebas y relatos directos de quienes han podido ser participes de una de estas extrañas manifestaciones siendo su directa conexión con esas entidades de las que siempre hablamos pero que difícilmente podemos sostener con evidencias, por lo tanto aquí les mostraremos interesantes fotografías del suceso, que le darán a usted una mejor perspectiva de lo que ahí aconteció. Igualmente le reiteramos que esperamos sirva esto como una pequeña guía de lo paranormal, para los visitantes y gente deseosa de saber más sobre estos sitios y sus enigmas. Es también un llamado a cuidar, valorar y proteger este patrimonio histórico, un interesante legado que por fortuna, aun podemos ofrecerle a quienes nos preceden.

lunes, 6 de septiembre de 2010

MANIFESTACIONES DEL MAS ALLA

¿LA MUERTE VIAJA EN EL METRO?

Roberto S. Contreras Esparza

Constantemente recibimos imágenes muy extrañas y difíciles de constatar, recientemente nos llego una peculiar fotografía en la que se aparecía lo que podría ser la imagen de una “Calavera”. Ismael Rodríguez, protagonista del suceso nos envió la información y la imagen de dicho evento. Aquí les presentamos los datos de cómo se obtuvo la fotografía, también les presentamos en detalle aumentada la imagen por gente de nuestro equipo, buscando resaltar la extraña efigie. Obsérvelas, conozca la historia y saque sus propias conclusiones sobre esta imagen que deacuerdo a nuestro informante, fue obtenida en el Sistema de Transporte Colectivo, Metro en el D. F.

¿SE TRATE DE ALGÚN REFLEJO?

Por un amiga supe de su revista y al ver los artículos, veo con sorpresa que la realidad supera la ficción por los casos tan impresionantes que publican. El motivo de mi correo es que vi su sección sobre las fotografías raras y precisamente quiero comentarles de una foto que personalmente tome y me ha llamado la atención algo que aparece ahí, tal ves no sea nada y todo se trate de algún reflejo, pero ustedes saben mas sobre este tipo de imágenes y espero que me digan que fue lo que capte, que por cierto la fotografía la tome a finales del mes de junio. La historia de como obtuve la fotografía es la siguiente:

PARA MÍ ES UNA CALAVERA

Hace dos semanas un primo me presto una cámara fotográfica, La cámara era una Minolta digital de 3 mega píxeles, pues mi intención es comprarme una y quería ver que tan accesibles y fáciles de manejar son, además de que quería ver la calidad de las imágenes y otras características. Conseguí prestada la cámara un martes por la noche como a las 11 y media y al regresarme a mi casa en el Metro, por la estación Zapata, iba tomando fotografías de los asientos y ventanas, tratando de probar la cámara. Ese vagón casi estaba vació, había como tres personas del otro lado y así esa noche tome unas 5 o 6 fotos. Al día siguiente al vaciar las fotos en la computadora y revisando las imágenes para ver que calidad tenían, si se veían bien al agrandarlas y mantenían definición, fue cuando vi eso que para mí es una “Calavera”.

ESA NOCHE NO VIAJABA SOLO

La imagen de la “muerte o la calavera”, la podemos apreciar en la esquina de la ventana que aparece a la izquierda. Se la he mostrado a varios familiares y compañeros y me han dicho que esa noche la muerte viajaba conmigo y hasta me quieren espantar diciéndome que algo me va a pasar. Pero esa noche, yo no sentí nada, ni vi nada anormal, pero al pensar que sin proponérmelo esa noche tome en foto a la muerte, me hace sentir cierto escalofrió, tal vez porque esa noche no viajaba solo. Espero que la foto les sea interesante, como a mi, y sirva para que la gente se de cuenta de que no estamos tan solos como lo creemos... Ismael Rodríguez Larios, Colonia Narvarte, México Distrito Federal...

miércoles, 25 de agosto de 2010

IMAGENES DE LO PARANORMAL...

EL CENTRO HISTORICO

EXPERIENCIAS DEL MAS ALLA

Roberto S. Contreras Esparza

Ocasionalmente y por extrañas circunstancias el mundo de lo extraño se empalma con el nuestro y nos deja ver algo de lo que sucede en el, ese plano X del que todos hablamos e intuimos que esta en alguna parte nos permite vislumbrarlo y se obtienen interesantes imágenes fotográficas que ocasionalmente y de forma fortuita se logran captar, que podrían ser mensajes, señales desde ese raro mundo que nos toca descifrar. Estas imágenes son el único enlace del protagonista, su prueba máxima de los involucrados con esa zona mágica que es el también llamado más allá y si lo duda conozca este ejemplo:


EXTRAÑAS IMAGENES EN CATEDRAL METROPOLITANA

Esta fotografía fue tomada por una familia católica apellidados Hernández Fajardo, originarios de Guadalajara Jalisco que en su visita a la Ciudad de México, al estar en la Catedral Metropolitana del Centro Histórico, tomaron varias imágenes como recuerdo de su viaje. Tiempo después y como casi siempre sucede en estos casos, al revisar las fotos entre familiares y amigos, les hicieron notar lo que ahí se manifestaba descubriendo extrañas formas en una de las fotos, en la cual se observa digamos con claridad lo que parece ser un cráneo y unos ojos en la parte baja en uno de los cuadros del altar de forma muy nítida.

Ellos (la familia Hernández) no se explican de qué se podría tratar, pero entienden que los misterios de Dios son grandes y muchos, los cuales difícilmente se podrán comprender. --“Solo dios sabe porque se manifiesta de esa forma, tal vez son sus enviados que así se hacen notar y estamos muy agradecidos de haber captado algo así--, comento la señora Beatriz autora de la fotografía. Por lo cual no creen que se trate de nada malo pues sucedió dentro de una iglesia, la casa de Dios.

Nosotros aquí les presentamos la imagen que amablemente nos proporciona esta familia, tratada con algunos acercamiento digitales, para que usted distinga y observe bien y obtenga un punto de vista personal y comprendamos de que este plano en que vivimos es sorprendentemente extraño y en cualquier momento desde el mas allá alguien nos puede contactar. La fotografía fue tomada con una cámara Minolta réflex de 135 Mm. con película normal ASA 100 a principios del mes de octubre de 2005.

martes, 27 de julio de 2010

LA APARICION DE UNA MONJA EN PALACIO NACIONAL

DEL LIBRO: FANTASMAS EN PALACIO NACIONAL

Por: Roberto S. Contreras Esparza

El relato que les presentamos a continuación sucedió cierto día “normal” en pleno centro de la ciudad de México y en un inmueble de gran trascendencia para los mexicanos. Fue un momento imprevisto en donde el protagonista ajeno a estos temas de ultratumba, nunca imagino captar con su cámara este fenómeno que le hizo vislumbrar y reflexionar sobre un mundo mágico, ese lugar al que llamamos más allá. Este suceso, como muchos otros que ocurren esporádicamente, no se le ha podido encontrar alguna explicación lógica. Pero la evidencia existe en una interesante fotografía obtenida justo en ese momento fortuito.

FUE EN EL PALACIO NACIONAL

El Palacio Nacional, ubicado en el mismo centro político del país, fue construido por los españoles de los cimientos de la gran ciudad de Tenochtitlan, con mano de obra indígena y con un costo que ascendió a 24 mil pesos de aquella época, fue hogar primero de Hernán Cortés y luego del Virrey en turno.

¿CÓMO SE OBTUVO LA ESPECTRAL IMAGEN?

Al platicar con el protagonista, logramos averiguar ciertos pormenores, aspectos importantes de cómo y en que condiciones fue obtenida esa figura en la fotografía. El señor Castro quien obtuvo la imagen, nos relato lo siguiente: “La foto fue tomada, el 15 de enero antes del año 2000 aproximadamente, pero el día, si lo recuerdo porque ese día se llevaba acabo una celebración de los “Masones” que incluso se nota en la foto a varios de estas personas caminando o parados en las escaleras.

En la fotografía se puede apreciar algo como una silueta, una sombra ligeramente azul que parece ser de una mujer, esta flotando y se dirige al muro debajo de las escaleras. Recuerdo bien que era la celebración de los Masones, porque cada año el 15 de enero hacen este tipo de homenaje a Juárez ya que el, como se sabe, practicaba la masonería. Eran como las doce del medio día y en la imagen del “fantasma”, podemos ver algo como un tipo de velo que solo usan las mujeres, por eso creemos que es una religiosa, una monja. Pienso que hasta cierto punto es lógico, ya que cuanto tiene de historia este sitio, todo lo que ha sucedido en el lugar desde tiempos prehispánicos y casualmente me toco a mi tomar esta fotografía”.

LA MANIFESTACIÓN DE LA VIRGEN

CRONICA DE UNA APARICION

Roberto S. Contreras Esparza

Al averiguar sobre las misteriosas teleplastías o apariciones nos encontramos que en los lugares menos inesperados y casi en cualquier parte, es posible encontrar siluetas, manchas y figuras que llevan a pensar a su descubridor (por lo extraño y singular de estas formas), que esta frente a un tipo de milagro, algo mágico que se interpreta inmediatamente como un aviso, un mensaje celestial y esto se siente entre los protagonistas y gente involucrada, de que hay cierto privilegio especial por ser participes de este tipo de manifestaciones de las cuales no sabes su origen o tal vez todo este en la mente de cada uno de nosotros.

UNA VIRGEN EN AZCAPOTZALCO

Como sucede en la delegación Azcapotzalco, en donde desde hace ya varios años en la colonia San Antonio, apareció en un árbol la imagen de una virgen, la “Virgen de Guadalupe”. Esta singular aparición ubicada cerca del hospital de PEMEX, esta marcada por varios aspectos que son dignos de tomar en cuenta, pero el más interesante es el relacionado a los variados milagros que esta imagen ha venido realizando desde su descubrimiento. Al lugar acuden personas con la esperanza de ver aliviados sus males y según algunos testigos, si se han conseguidos resultados. Platicando con la señora Maria, su descubridora, conocimos parte de los sucesos mágicos que han ocurrido ante mencionada manifestación.

“Esto hace ya algunos años que apareció (Nos relata la señora Maria), pero era una figura chiquita y fue creciendo y marcándose mas. Yo me encontraba muy desconcertada cuando la vi, con ciertas dudas sobre que podría ser, hasta le pregunte a mis hijos y conocidos sobre lo que había aparecido, pero sus comentarios no me dejaba conforme, por lo que acudí a la iglesia de la zona a consultar la opinión de los sacerdotes, quienes me dijeron que no me preocupara que siguiera con mi fe y así fue que lo hice. Cada uno de los creyentes que han venido, tienen sus vivencias y milagros personales que la virgencita le ha hecho y yo también le agradezco por los favores que me ha regalado”...

martes, 6 de julio de 2010

EL OVNI QUE SE ESTRELLO EN COYAME, ES FALSO

Roberto S. Contreras Esparza

Hace unos meses se presento un caso muy especial que nos mostraba el increíble hecho sobre un OVNI que se había estrellado en Chihuahua México, en la década de los setentas. Francamente esto lo supe porque lo vi en el canal de televisión del History Channel, de lo contrario nunca hubiera sabido de algo que hubiese sido tan relevante en la historia de los no identificados en México. Después apareció un libro y se comenzó a hablar de este suceso que sinceramente no se de donde lo sacaron, pero no era el único que pensaba así, tal parece que de un incidente X, ahora lo han tratado de hacer parecer algo extraño e increíble, ya que se asegura que una nave de origen extraterrestre cayo en nuestro territorio al estrellarse con un avión... Pero ¿esto es verdad?, ¿hay evidencia objetiva sobre ello? o solo se ha inventado por razones aun desconocidas... Para que los interesados por los OVNIs con un conocimiento medio, así como para que los que se dicen o creen “especialistas”, aquí les hablaremos sobre dicho acontecimiento y sobre algo de lo que se dijo y sucedió entorno al incidente hace ya varias décadas atrás, que por cierto es de notar la forma tan específica, nítida y cronológicamente relatada que se ha dado del caso y esto después de tanto tiempo, es digno de recalcar. E aquí una fragmento del relato de cómo sucedieron más o menos los hechos:

La noche del 25 de agosto de 1974, a las 22:07 hrs. el radar de la defensa aérea de estadounidense detectó un objeto desconocido en el área del Golfo de México, que según se desplazaba a 4,500 Km. /h y a una altitud de 75,000 pies, en un curso calculando previamente entraría al territorio norteamericano cerca Corpus Christi, Texas. Extrañamente el objeto desaceleró dando una vuelta imprevista de 290° e iniciando un descenso en pendiente lenta, con dirección al espacio aéreo mexicano, a 64 km. del sur de Brownsville, Texas. El radar lo siguió hasta un punto cercano de la ciudad de Coyame, en el estado mexicano de Chihuahua. En este sitio el objeto volador desapareció repentinamente de las pantallas del radar. Mas adelante se supo que se trataba de un OVNI de forma discoidal de ocho metros de diámetro que por extrañas circunstancias y después de cruzar grandes distancias siderales, con una tecnología superior y muy avanzada llega a nuestro mundo a estrellarse con un avión de pasajeros que se dice venía procedente de El Paso, Texas. Inmediatamente al saber esto el gobierno de los Estados Unidos, la CIA tuvo que tomar providencias inmediatas y no permitir que el avión y el supuesto objeto de origen desconocido permanecieran en manos del gobierno mexicano.


HABIA MILITARES MEXICANOS MUERTOS

Sin embargo se averiguo mas tarde por medio de los satélites, que un convoy mexicano había detenido su marcha llegando antes a la colisión. La información posterior y fotografías obtenidas de este evento mostraban cuerpos humanos y todo el personal del equipo mexicano estaba muerto, la mayoría dentro de los carros. No se hace ninguna mención de los ocupantes del avión y se desconoce si recuperaron algún cuerpo extraterrestre. Además no se supo qué causó la muerte de los militares mexicanos. Se “especulo” que un producto químico lanzado del disco como resultado del daño, o a un agente microbiológico, resultando lógica la premisa de que los agentes mexicanos tomaron algún cuerpo extraterrestre para su análisis, aunque no hay una certeza en el dato. Pero al parecer el “OVNI” finalmente fue rescatado por la Fuerza Aérea Norteamericana, quien a través de helicópteros de guerra lo trasladó a territorio estadounidense por zonas desérticas. Este caso que sucedió en nuestro país a sido catalogado como el acontecimiento OVNI más impactante sucedido en México, incluso comparado al caso Roswell de Nuevo México, E. U. en 1947...

Pues más o menos así sucedieron las cosas, se detecto un OVNI (entiéndase como un objeto extraterrestre tripulado), que se interno en nuestros país, para luego ahí, chocar con un avión de pasajeros y por si esto no fuera poco, matan extrañamente a miembros del ejercito mexicanos. Hay una intromisión o invasión de soldados gringos a nuestro territorio de forma terrestre y aérea y sin que nadie diga ni haga nada al respecto culminan su obra, llevándose al objeto o “platillo volador” con tripulación incluida a los Estados Unidos.

EXTRAORDINARIA Y PELICULESCA RESEÑA

Increíble, simplemente increíble, como de ficción, además por si faltara algo en este espectacular y peliculesco caso, no hay registros, ningún investigador conocido en México menciono algo o dio nota de ello en su momento, pasando este extraordinario hecho desapercibido por muchos años, hasta ahora, que resurge como un gran caso de la ovnilogia no solo de México, sino mundial... En lo personal, lo que mas me llamo la atención al conocer este caso por el ya mencionado canal, es que vi a personas, “supuestos investigadores” y gente que no tiene nada que ver dentro del fenómeno de los no identificados en México, dando opiniones, hablando libre y desfachadamente del suceso como si lo conocieran de siempre. Esto es realmente alarmante. Comprendemos y entendemos que programas como este del History Channel y otros mas esporádicamente llegan a México entrevistando a todo tipo de gente para algunos de sus programas que trasmiten, ellos no están enterados de quienes es quien en nuestro país, quien investiga realmente y saben mas o menos como esta la situación tanto en el tema extraterrestre o como en el paranormal, ellos solo (la producción de los canales televisivos), tratan de cumplir su trabajo, de llenar ese espacio que les piden sus jefes, Si son de fiar o no las personas que ahí aparecen es de lo menos relevante para ellos y se entiende pues ellos solo buscan cumplir con el tiempo requerido de su trabajo, de ahí que podamos ver a personajes X que solo buscan momentos de reflectores y fama, pero que nada tiene que ver con la verdadera investigación como sucedió en este programa. Espero que no se sientan aludidos.

LOS ESPECIALISTAS HABLAN SOBRE COYAME

Concientes de que no podemos saber todo en cuanto el fenómeno OVNI en nuestro país y con la esperanza de haber pasado por alto esa exagerada noticia, ese gran acontecimiento, un choque de un aparatado alienígena en nuestro territorio, nos dimos a la tarea de buscar y entrevistar a varios serios y dedicados interesados (no digo investigadores, porque aun no se donde se obtiene el titulo) por los no identificados, para saber y pedirles su opinión sobre que hacían por aquellos años y porque creen que esta noticia aparece hasta ahora. Por lo cual nuestros buenos amigos y compañeros como Fernando J. Téllez, Héctor Chavarria, Héctor Sampson, Rubén Villatoro y el “pionero” Don Pedro Ferriz Santacruz, nos hablan y dan su veredicto en esta investigación sobre el peculiar e impactante caso. Y esto fue lo que se obtuvo. Pero antes de iniciar le pedimos que cheque, analice, compare, reflexione y vea lo que en realidad hay entorno a este ahora celebre caso de Coyame. Y así iniciamos con esta serie de interesantes entrevistas...

LA SERIEDAD DE FERNANDO J. TELLES

Investigador de la llamada segunda generación, serio centrado y con una trayectoria que es de llamar la atención, es Fernando J, Téllez, que al cuestionarlo sobre el suceso nos mostró su interés y amablemente nos dijo lo siguiente:

R. S. C.: Fernando, ¿que sabes de este singular caso?
F. J. T.: La verdad me enteré en mis viajes a Chihuahua y platicando con Rubén Uriarte de MUFON California. El por cierto ya publicó un libro al respecto que espero con ansia poder leer.

R. S. C.: Por aquel tiempo, tú ya investigabas, ¿que hacías y que supiste de este supuesto choque en su momento?
F. J. T.: Esta pregunta creo que es la clave, de mucho del caso. En 1974 estaba en la Presidencia de la República Luís Echeverría Álvarez; en 1970 el cohete Athena se había estrellado en la zona del silencio y no hubo mayor problema. En 1975 fue el caso de Carlos Antonio de los Santos Montiel y en 1976 el de Rafael Pacheco Pérez, los dos casos los investigue de primera mano y al final de ese año se hizo en el hotel Camino Real el Primer Simposium Nacional de OVNIs. A lo que quiero llegar, es que en ese sexenio no hubo censuras ni cortapisas; yo visitaba a Don Pedro Ferriz Santacruz quien tenía buenas relaciones con el gobierno y no se supo ni me comentó nada al respecto. Rubén Villatoro en sus reportajes difundido por el programa Grandes Misterios del Tercer Milenio dijo que había hablado con los lugareños y que nadie sabía nada en concreto, pero que en la hemeroteca de la localidad, los periódicos de julio de 1974 había desaparecido (¡!!!!!!!!)... Luego todos vimos el excelente programa de UFO FILES: MEXICAN ROSWELL que trataron el caso de una forma muy profesional. Así las cosas, pienso que si hubiera habido un evento que involucró a los dos ejércitos de países vecinos como lo son Estados Unidos y México y luego un OVNI… Algo se había sabido de más.

R. S. C.: ¿Tú sabes de algún verdadero investigador con tiempo en el fenómeno que sepa o haya hablando antes de este caso?
F. J. T.: La verdad no. No tengo ningún referente sobre el caso. Solo en el número COLISION OVNI que hacía CONTACTO OVNI sacaron una tabla y hablan de un caso de colisión en Chihuhua en el año de 1974, pero nunca dijeron nada de Coyame.

R. S. C.: Finalmente, a la mirada de Fernando J. Téllez, ¿este caso es verdadero?
F. J. T.: Para mi el caso está en proceso de investigación y no lo considero cerrado. Aquí está pasando como con Roswell; ocurrió en 1947 y se empezó a conocer en 1957, diez años después. No tengo elementos en este momento para decir si es verdadero o no, quiero y tengo que leer el libro de Rubén Uriarte para conocer datos y detalles que tal vez solo en sus páginas podré descubrir. Parte del compromiso de hacer una investigación a fondo es de los grupos de investigación de Chihuahua, porque está en su entidad federativa y están más cerca de nosotros. Ahora todos, como comunidad ufológica (ovnilogica) nacional e integral tenemos que darnos a la tarea de investigar cualquier línea o pista que salga del caso. Admito que en mis viajes a Chihuahua, nunca he considerado ir a Coyame, ahora sería un excelente pretexto después de leer este nuevo libro que se acaba de publicar.

R. S. C.: Muchas gracias Fernando.

DISCRETO Y DIRECTO, HECTOR SAMPSON

Interesante... Ahora les presento la plática que sostuve con un personaje y buen amigo que en silencio y fuera de los reflectores, esta al tanto del fenómeno OVNI y posee buen conocimiento del mismo, a nivel nacional e internacional, me refiero a Héctor Sampson, que al parecer si supo sobre este acontecimiento pero de una forma escueta y ambigua. Veamos sus respuestas referentes a tan mencionado y ahora celebre caso:

R. S. C.: Héctor ¿Que tanto sabes y como te enteraste de este caso de Coyame?
H. S.: No recuerdo muy bien cómo me enteré pero ha de haber sido a mediados de los años 70s en publicaciones relativas al tema. Más adelante en 1992 un amigo Dave "Jesse" James me regaló un estudio muy completo sobre el caso que circulaba en esos años en Fidonet, mucho antes del Internet moderno.

R. S. C.: ¿Entonces ya habías oído hablar años atrás de este suceso?
H. S.: Sí como te digo fue muy sonado por un breve tiempo pues como siempre no hubo los suficientes elementos para sacar más información y poder llegar a una conclusión, así que luego el caso como otros tantos quedó en los archivos y en nuestras "efemérides de casos de OVNIs".

R. S. C.: ¿Porque crees que aparece ahora y de esta forma tan llamativa?
H. S.: Pues por el hecho que como no hay muchos casos nuevos que el monopolio de la “investigación” en nuestro país deje para que otros se lleven sus 15 minutos de fama pues se tiene que ir hacia atrás y como actualmente después de 30 años el recolectar evidencia convincente está muy difícil pues, casos así dan la oportunidad de especular y de sacar información que ya nadie puede tan fácilmente contradecir o refutar, así que actualmente podemos decir lo que queramos de este caso y ¿quién te puede probar lo contrario?

R. S. C.: ¿Quién crees que este “patrocinando” esta supuesta caída de un OVNI en México?
H. S.: La verdad no tengo idea, hay demasiada gente interesada en “darse a conocer como investigador” o mantener su “status” debajo del reflector que cada día hay más gente tratando de dar a conocer “el caso definitivo”. Además el OVNITURISMO ha resultado ser un gran negocio y Roswell, Rosarito, Aztec, Alamogordo, etc., tienen verdaderas minas de oro cuando los turistas van a visitar “El lugar del avistamiento o choque del OVNI” que como comento irónicamente en el programa (Un mundo nos vigila) ya me están dando ganas de inventarme un choque de OVNI en la azotea de mi casa.

R. S. C.: ¿Que tanta veracidad o compromiso podemos encontrar en los supuestos testigos e “investigadores” que han hablado de Coyame?
H. S.: Pues como comentaba, después de 30 años, en un lugar donde no hay “registros oficiales” y donde mucha de la gente que pudo haber vivido el evento ya olvidó la claridad de sus recuerdos y ahora sólo tenemos algunos testimonios orales de algo que no entendieron qué era. Y sobre los investigadores, algunos son gente no muy reconocida en el medio y los otros ya sabemos con qué nos salen cada año así que le verdad no le encuentro el sentido el revivir un caso como este que ya no nos va a aportar ninguna respuesta nueva a las dudas de siempre. Aunque no estoy muy de acuerdo con seguir recolectando la investigación del fenómeno OVNI, creo que ya es hora que demos un paso más adelantado y ahora usemos la tecnología y los nuevos avances de la ciencia para tratar de entender a qué y cómo vienen.

R. S. C.: ¿Sabes como se ha tratado en el extranjero tal noticia?
H. S.: Compañeros míos de Fidonet, MUFON y Deneb, simplemente pusieron los datos interesantes sobre la mesa y luego archivaron el caso por una falta de evidencia más contundente y eso que esto pasó en el tiempo del incidente, no 30 años después, así que ahora simplemente los investigadores veteranos que vivieron ese caso, lo toman como caso inconcluso. Si ahora el History Channel por “consejo” de otras personas vuelven a sacar el caso es porque tratan de presentar casos que llamen la atención del público y ganen audiencia pero los mismos directivos de ese canal dicen que no creen en el caso, y que no tienen suficientes evidencias para creer en el fenómeno OVNI, que ellos sólo presentan el caso como parte de un documental pero no por ello dan fe de su contenido.

R. S. C.: ¿Para Héctor Sampson, que tanta verdad puede aportar este caso de Coyame?
H. S.: Para mi, el caso es una curiosidad, pues algo entró en la atmósfera terrestre, algo se estrelló contra una avioneta y murieron varias personas, extrañamente el gobierno de Estados Unidos formó un equipo de rescate a una velocidad fuera de lo normal, así que lo más probable es que ya sólo estaban esperando que este objeto cayera y tenían todo listo para su recuperación. Pues tanto la velocidad con la que juntaron los elementos para el rescate como la velocidad en que se llevaron el objeto fue impresionante. Yo creo que algo les salió mal a ellos, se les cayó un objeto de pruebas que ellos conocieron muy bien y que por mala suerte se estrelló con esta avioneta y se llevaron todo a gran velocidad para evitarse el escándalo y las aclaraciones con el Gobierno de México que nunca dio su autorización para que se lo llevaran.

R. S. C.: Agradezco tu tiempo Héctor.

LA OPINION DE RUBEN VILLATORO

Después de toda esta información tan interesante, no podemos irnos con este trabajo de indagación sin antes preguntarle y conocer lo que un buen amigo y mejor persona como lo es Rubén Villatoro, nos cuenta y explica de lo que encontró al ir al mismo Coyame y conocer de primera mano la insuficiente información que ahí hay o que aun existe después de tantos años. Creemos para complementar esta serie de opiniones, su participación es fundamental y reveladora, para tratar de entender lo que se dice que ahí aconteció, lea y sorpréndase:

R. S. C.: ¿Quien es y que hace Rubén Villatoro dentro del fenómeno OVNI?
Rubén Villatoro: Soy Diseñador Grafico y mi intereses por el fenómeno OVNI viene prácticamente desde mi infancia cuando en la década de los 70, la poca información que existía de este tema se remitía a revistas como “Contactos Extraterrestres” y “Duda” las cuales marcaron profundamente mi intereses por los extraños sucesos que relataban la presencia de extraños objetos que surcaban los cielos de distintos puntos de nuestro mundo. Esto sin dejar de mencionar mi admiración por personajes como el Sr. Pedro Ferriz quien en sus participaciones en televisión en aquellos tiempos también causaba impacto en mi creciente interés por este tema. En 1999 Jaime Maussan me invito formalmente a integrarme a su equipo de trabajo y desde entonces he desempeñado diversas cargos y actividades en torno a la investigación de los OVNIs, las cuales van desde ser director de contenidos de su pagina de Internet hasta de reportero para el programa de televisión “Los Grandes Misterios del Tercer Milenio”.

R. S. C.: ¿Como y porque te interesas en este caso de Coyame?
Rubén Villatoro: La primera ocasión que tuve conocimiento de este caso fue a través de su exposición en el prestigiado canal de televisión “History Channel”, en donde se hablaba del choque en pleno aire de una avioneta procedente de Texas con un Objeto Volador No Identificado el 24 de agosto de 1974. Se dijo que el objeto fue detectado por radares norteamericanos en la zona desértica de Coyame en el Edo., de Chihuahua y que ambos cayeron a tierra. Particularmente me llamó mucho la atención que este hecho fuera mencionado por investigadores extranjeros y que no hubiera (hasta donde yo se, puedo estar equivocado) investigadores mexicanos que tuvieran pleno conocimiento del hecho. Si esto era verdad para mi resultaba un caso fascinante el cual valía la pena investigar y la mejor manera de hacerlo era acudiendo al lugar de los hechos.

R. S. C.: ¿Que resultados obtuviste?
Rubén Villatoro: En primera instancia contacte previo a mi visita, con el personal de la presidencia municipal de Coyame y les informe cual era el motivo de mi visita, a lo cual en todo momento me brindaron todo el apoyo para mi investigación. Fue así que con este acuerdo previo llegue hasta este lugar el 11 de julio del 2005. Me encontré con un grupo de personas de la tercera edad quienes regularmente se reúnen en un patio colindante a la presidencia para realizar distintas actividades. Me recibieron amablemente y cuando mencione el suceso pude percibir miradas de asombro y un ligero desconcierto entre estas amables personas quienes para mi sorpresa parecía que el incidente no había sido de gran importancia.

Varios de ellos me reiteraban que buscara la información del hecho en las páginas del periódico “El Heraldo” que en aquel mes publico una nota sobre el incidente. Después de este encuentro de nueva cuenta me dirigí con el personal de la presidencia para preguntarles si ellos contaban con un archivo histórico que pudiera consultar para tratar de encontrar algún registro del suceso; razón por la cual me permitieron revisar su archivo muerto el cual se encuentra en un pequeño cuarto al final de las oficinas. Estuve en este lugar alrededor de una hora y después de abrir varias cajas enmohecidas me di cuenta de que solo había actas de nacimiento, de defunción, de matrimonios y registros de fiestas pero nada que mencionara el incidente. Después de mi visita a la presidencia decidí empezar a preguntar a los pobladores de Coyame pero me di cuenta de que ¡no había nadie en las calles!... Al tratarse de una pequeña comunidad me di cuenta de que no están muy acostumbrados a la presencia de cámaras de televisión, motivo por el cual deduzco que se sintieron un poco incómodos y esperaron a que nos retiráramos para volver a sus actividades.

R. S. C.: ¿Es cierto que faltaba información en los periódicos?
Rubén Villatoro: Como mencione las personas de la tercera edad con las que sostuve mi encuentro en la presidencia municipal me insistieron en que buscara en el periódico “El Heraldo”, a lo cual cuando regrese a la Ciudad de Chihuahua el 13 de julio del 2005, me dirigí a las oficinas de Organización Editorial Mexicana que en años recientes adquirió al mencionado diario y por ende su archivo. Una vez que me fue permitido el acceso a su hemeroteca junto con el encargado nos dimos a la tarea de buscar los libros del año de 1974. Una vez que lo tuve sobre la mesa debo reconocer que con emoción empecé a hojearlo para ubicar el mes de agosto. Grande fue mi sorpresa (y la del encargado de esta área) cuando nos dimos cuenta que todo ese mes se encontraba desaparecido. Una y otra vez lo revisamos y no había duda de que no se encontraba. El encargado manifestó también gran sorpresa y no daba crédito a lo que encontramos ya que se trataba según sus propias palabras de una irregularidad. No obstante pude encontrar una nota del mes de octubre (es decir, tan solo a algunos días después del presunto incidente) que notificaba del accidente de un transporte militar ocurrido en esa zona, en circunstancias que no estaban plenamente esclarecidas. Vale la pena recordar que el documental de “History Channel” mencionaba que un transporte militar mexicano que trasladaba los restos del presunto OVNI fue dinamitado por las fuerzas especiales norteamericanas.

R. S. C.: ¿Encontraste testigos o algo interesante en Coyame?
Rubén Villatoro: Sí, encontré un par de testimonios del grupo de personas de la tercera edad quienes me refirieron datos interesantes; uno de ellos fue el Sr. Cipriano Orozco quien comentó que observo un gran movimiento de soldados aquella fecha, y la Sra. Emma Ortega me comentó frente a la cámara que acudió junto con un grupo de amigos al lugar del accidente, ella observo a la avioneta cuando aun seguía quemándose y dijo que le dio la sensación de que ya antes se habían llevado “algo”.

R. S. C.: ¿Porque crees que hasta ahora se habla de este caso?
Rubén Villatoro: Es exactamente lo mismo que yo me pregunto. Puedo solamente suponer que al ser esta una comunidad muy pequeña y aislada tal vez el suceso quedo guardado como una anécdota muy local que con el paso de las generaciones se fue borrando de la memoria de sus pobladores. Esto solamente lo especulo a raíz de los comentarios de la gente de la tercera edad quienes –como mencionaba líneas arriba- cuando les pregunte se expresaron de una manera como “….Ahhhhhh si, si me acuerdo que algo paso….”

R. S. C.: ¿Que tanta veracidad le vez a este suceso?
Rubén Villatoro: Es un caso interesante, sin embargo muy escueto, no encuentro bases sólidas para aseverar que un “Vehículo Extraterrestre” estuvo presente en la zona. Se que recientemente se ha publicado un libro y estoy muy interesado en leerlo para tratar de obtener mas información y de ser necesario retomar el caso para tratar de llegar a una conclusión.

R. S. C.: ¿Que comentarios has encontrado entorno a este incidente entre los interesados por los no identificados que tú conoces?
Rubén Villatoro: Principalmente los comentarios han girado al documental presentado por “History Channel” el cual incluso presento una recreación muy profesional en torno al hecho. Se que importantes investigadores de Chihuahua han hecho también sus propias indagatorias y será interesante ver sus resultados en el futuro; como te comentaba necesito leer el libro de reciente publicación para extraer mas información y continuar cotejando los datos.

R. S. C.: ¿Para Rubén Villatoro, el caso es verdadero o falso y porque?
Rubén Villatoro: Es una buena pregunta Roberto, en este momento no me atrevo a emitir un veredicto y considero que es clave para la investigación de este caso encontrar el periódico “El Heraldo de Chihuahua” del mes de agosto que menciona el incidente. Aquí hago un llamado principalmente a los investigadores de este estado de la republica para que se haga un esfuerzo y encuentren esta nota y de ser posible a su autor. Finalmente creo que es importante que todos los interesados en el caso un día podamos intercambiar todos los elementos con los que contamos y así de esta manera entre todos emitir un juicio. Yo estoy abierto a que logremos esto en conjunto por que considero que el fallo de un caso no se remite a la opinión de una sola persona.

R. S. C.: Rubén, un placer platicar contigo, muchas gracias por tu tiempo...

EL PIONERO, DON PEDRO FERRIZ SANTACRUZ

Pues ya casi terminamos con esta serie de entrevistas y no podíamos dejar de pedirle su opinión al pionero, al icono de la investigación sobre los no identificados en México, al señor Don Pedro Ferriz y lo que el sabe o percibe de Coyame. Y como siempre amparado en los años de experiencia que tiene sobre el asunto nos dio su muy ya clásica forma de ver y entender este suceso de una forma directa, resumida, contundente y sin adornos, esto fue lo que nos dijo:

R. S. C.: Señor, ¿que es Coyame para usted?
P. F. S.: Pues nada, nada, mira estas cosas pasadas nos convencieron en una época, en una época en que era necesario para los investigadores demostrar que el fenómeno existía. Cuando yo los vi en una ocasión al salir de Televisa, pude ver un OVNI que se dividía y me convencí, me di por satisfecho y ahora todo esto que están resucitando, que inventan cosas, todo eso es para vender y hacer algo sensacionalista, pero no son nada. Todas esas demostraciones ya son obsoletas, mira dicen, que cuando se demuestra una cosa solo se espera la sentencia y la sentencia es de que si o no, yo me convencí de que el fenómeno existe y habrá quien no lo crea aun. Pero ahora porque voy a resucitar un caso como el de Coyame, si además tiene muchas dudas al respecto, ¿para que...?

R. S. C.: Agradezco su tiempo señor...

Pues aquí les presentamos esta serie de entrevistas sobre tan controvertido y aludido caso. De algún modo hemos podido tener el punto de vista de gente que sabe, de personajes que han estado envueltos en el mundo de los no identificados desde hace años. Así obtenemos mas referencias, opiniones y varias perspectivas sobre lo que dicen que ocurrió en Coyame, si es que realmente sucedió algo ahí. Nosotros tratamos de contactar a Rubén Uriarte sin éxito para que nos contara porque lo del libro y otras cosas que podrían ser interesantes. La investigación o trabajo sobre este acontecimiento no esta cerrada, tal vez al publicar esto algún interesado nos pueda aportar datos o algo que nos ayude a encontrarle razón. Pero para ser francos, a la hora de recolectar la información del presente artículo, muchas veces me pregunte: ¿Tendrá sentido una noticia así?, ¿Valdrá la pena seguir reinventando este tipo de supuestos casos?, ¿Qué, en la actualidad el fenómeno OVNI es tan malo, que quien lo dice investigar recurre a noticias tan dudosas como este caso?... Pues nosotros esperaremos a ver que acontece, mis correos los anexo, para reclamar, para corregir o para aportar algo que valga la pena sobre el misterioso e increíble OVNI que se estrello en Coyame... Y solo me queda agradecer por su atención, gracias.