viernes, 7 de agosto de 2015

¿Y LA INVESTIGACION SERIA Y OBJETIVA?

DEPUREMOS AL FENÓMENO
Por Roberto S. Contreras Esparza 
Para todos los interesados, investigadores, paranormales, ovnilogos, metafísicos, ufólogos, holísticos, contactados, sanadores, esotéricos, abducidos, chamanes, fanáticos, mentalistas y gente normal… O como les guste autonombrarse y creerse. 

MUCHA FANTASÍA Y MENTIRAS DESBORDANTES EN ESTOS TEMAS
 
Desde hace ya algún tiempo, vemos en canales abiertos y de paga, programas extranjero y nacionales sobre diversos temas esotéricos, paranormales y de los no identificados u OVNIs. Para lo cual, sus intrépidos reporteros llegan hasta recónditos y misteriosos lugares buscando evidencias, datos e información que van consiguiendo en su mayor de las veces del Internet o por rumores, encontrado y presentando sus casos con sus respectivos fantasmas u OVNIs casi por catálogo, ya que donde se paran encuentran. Su intención, es más la de presentase llenando un espacio de su programación, sin impórtales realmente lo que sucedió ahí, pero si, exagerando, inventando y diciendo toda clase de tonterías, buscando solo rating. Y aunque lo comprendemos ya que al igual que uno son empleados (pero desconocedores del tema), el problema es cuando la gente, el común, quienes los ven, se creen esas fantasías, porque sus presentadores afirman y aseguran que son verdad, pero nos basta con un poco de sentido común para darse cuenta que son puros cuentos. 

PARA DARLE SOLO SHOW A LA GENTE 
Consientes estamos, de que estos populares programas, no son un centros de investigación y mucho menos les importa mostrar algo serio y objetivo, ya que no es ese su trabajo, tan solo presentaran testimonios y supuestos personajes (paleros) con súper poderes que afirmaran lo que ahí sucede en casonas y lugares abandonados, inventando supuestos fantasmas, para darle show a la gente que los ven, y así mantener su programación y hacer feliz al productor que comúnmente le importa un cacahuate el verdadero sentido de estos misterios... Pero hasta cierto punto, se entiende, es solo un trabajo, un programa para divertirse un rato, lo malo es, como lo mencionamos antes, cuando la gente les cree y se va formando una mala percepción de este tema. 

UNA ESCUELA DE FALACIAS RISIBLES 
El problema es, que lamentablemente ese tipo de programas, esa escuela de falacia que dejo el ya (por fortuna) extinto y autonombrado “caza fantasmas”, nos deja mal parados a quienes tratamos estos enigmas con seriedad, nos hace ver mal ante la gente sensata y de cierto criterio, ya que creen que también estamos tarados o vemos cosas donde no hay nada, llegando a manosear y manchar un campo muy interesante sobre estos fenómenos que de por sí, son difíciles de entender. Recordemos que ese mal entendimiento (por parte de la gente), sobre estos enigmas, es el resultado de lo que se les ha dado, a través de los años y estos programas actuales extra locos fomentan y los dañan más el tema. 

ES MÁS LA GENTE QUE PIENSA Y RAZONA 
Y creo que es necesario, que en estas cuestiones, sea el momento de hablarles a los interesados de estos temas, a la gente que nos ve, lee o escucha, hablarles y tratarlos como lo que son, gente mayor y no engañarlos (dándoles fantasías) como si fueran niños. Esta gente piensa, razona y es capaz de aceptar un caso real sin tintes amarillistas. Ya que ese pensamiento mágico y volátil, lleno de suposiciones con conclusiones personales y adaptables a nuestras necesidades, es el legado de los supuestos “investigadores”, que aparecen como plaga de la nada con rimbombantes y fantásticos currículos (también fantasmas) que son todólogos y un reflejo del cómo piensa nuestra gente. Pero el fenómeno es real, existe y no hace falta que vividores u oportunistas presenten casos tan descabellados como verdaderos, sería mejor que salieran a investigar seriamente y no hacernos configurar una visión, errónea, una percepción ilógica y fantástica sobre un misterio que al parecer siempre ha estado con nosotros y que ni siquiera comenzamos a comprender. 

¿QUÉ A LA GENTE LE GUSTA QUE LE ENGAÑEN? 
Hay que tener cuidado con esos “seudo investigadores”, que harían lo imposible por llenar un espacio, alentados por su mente volátil e ideas raras, capaces de inventar historias y caso de lo más estrambóticas y disparadas en donde no hay nada, y todo por tal de llenar sus programas y el rating solapados por la gente que desconoce en lo más mínimo estos portentos… He escuchado con cierta tristeza a compañeros asegurar, que a la gente le gusta que le mientan, que le den fantásticas historias sin pisca de lógica y tal vez tengan razón, pero no a todos, porque también conozco y trato a interesados preocupados por la gran cantidad de información falsa que hay en este medio. Comprendamos (aunque sea por un momento), la gran responsabilidad que es hablar y presentarle a la gente este tipo de sucesos, mostremos ética y seamos prudentes cuando toquemos y expongamos estos fenómenos. 

AL FINAL CADA QUIEN TENDRÁ LO QUE MERECE
Dicho esto, espero que este artículo sirva de alguna forma, para aquellos nuevos interesados, para esos pocos estudiosos que en algún momento han aportado su punto de vista y sus investigaciones serias, objetivas. Y para todos aquellos que a su manera buscan la verdad, que no se han conformado con explicaciones ficticias, para que levanten la mano, respondan y denuncien a estos programas amarillistas, a esos personajes vividores de un tema del que casi no saben nada. Finalmente, esperamos no aludir a ningún tipo o programa que reúne perfectamente estas características, porque al final cada persona e interesado tendrá lo que merece, y si esa es la información que ve y sigue, ya imaginamos sus lamentables conceptos sobre estos enigmáticos fenómenos... Tratando de no herir susceptibilidades, les agradezco su atención. Gracias.